Historia del Jeet Kune Do

Creado por Bruce Lee entre los años 1960 y 1973 aunque en un principio estuvo basado en el wing chun (esta interpretación puede verse como una referencia al principio del wing chun de simultánea defensa y contraataque), el Jeet Kune Do, primeramente llamado "Jun Fan Gung Fu" (Cantones: Janfàan Gungfu Pinyin: Zhènfán Gongfu. Literalmente: "El Kung Fu de Bruce Lee") es un método de combate independiente.

Jeet Kune Do no es Kung Fu chino. Es según algunos, el resultado de la investigación y la "fusión" del Boxeo Occidental, la Esgrima y el Wing Chun; además de técnicas aplicadas por Bruce Lee por sus estudios de la fisonomía del cuerpo humano. Sin embargo, según otras personas, como Dan Inosanto, nombrado por Bruce Lee el sucesor de su estilo, Jeet Kune Do no es un estilo nuevo, una modificación de otro existente previamente o una fusión de artes marciales sino una idea que libera al practicante de limitarse a sí mismo.

Bruce Lee, su creador, reflejaba en todas y cada una de sus películas su peculiar arte de combate, el Jeet Kune Do, quedando así guardadas algunas de sus técnicas en éstas y en su libro, en el que demostraba a través de fotografías este estilo técnico y efectivo.

Criticado en sus inicios como arte marcial por los puristas al considerarse una fusión con las tendencias occidentales y su búsqueda de la efectividad como primer punto, fue rechazado inicialmente por los especialistas, aunque apreciado por el gran público estadounidense, al que Bruce ofrecía un arte marcial dedicado plenamente a la defensa y el ataque.

Filosofía del JKD

Lee defendía el Jeet Kune Do como una filosofía más allá de las artes marciales: "El arte del Jeet Kune Do es sencillamente el de simplificar. Favorecer la carencia de forma para poder asumir todas las formas", "Usando el no camino como camino y la no limitación como limitación". El hecho que Bruce estudiara filosofía occidental en la Universidad de Washington y a la vez ejerciera como profesor de filosofía china, exponen su personalidad y trayectoria como fruto de este conocimiento aplicado a las artes marciales, lo cual esta íntimamente ligado a sus raíces.
Sin duda alguna, las bases chinas confucionistas (Dios es la humanidad y la finalidad del pensamiento la armonía de la vida) y las bases de otra gran aportación mundial de la cultura china, el taoísmo (una forma de ver el mundo y de vivir integrada en armonía con la naturaleza); El símbolo del taoísmo es el agua; el distintivo es el ying-yang; la Flexibilidad es el concepto fundamental del Tao. Disciplinas como el jiujitsu, que consiste en aprovechar el impulso del adversario para desviarlo en el momento oportuno y derrotarlo con su propia fuerza se basan en el taoísmo. En estas mentalidades chinas, las cosas cotidianas e insignificantes tienen un significado mucho más profundo del que los occidentales le dan.

El Jeet Kune Do es simple, directo y "no clásico": Bruce Lee desarrolló el concepto único de las artes marciales para cada persona, ya que tú no te tienes que acoplar al Jeet Kune Do sino que él se tiene que acoplar a ti. Puede ser cualquier cosa menos estático y, tal vez debido a esto, una de las principales características del Jeet Kune Do es la constante evolución y la frase de Lee "El no-límite como límite" que rige a sus practicantes.
El proceso de aprendizaje del Jeet Kune Do es en sí mismo un proceso de "desaprendizaje", es simplificar, es evitar posiciones anatómicamente incorrectas y filosofías pragmáticamente equívocas, es centrarse en la pelea y no ver más allá del combate en sí para no perder el objetivo.
Los 3 pilares del Jeet Kune Do son Velocidad, Alineación y Desplazamiento. Efectividad, y cómo no "Golpeo y tú no me tocas" como traducción de "Jeet Kune Do" o "Puño que Intercepta". Es decir: Evitar que el ataque del contrario entre en efecto.
Los movimientos son una combinación de defensa-ataque basado en la simpleza y efectividad más que en figuras clásicas. La mentalidad frente al combate ha de ser una mentalidad ganadora, sin anticiparse al resultado del combate, dejando que la naturaleza fluya.